21 de julio de 2010

El día en que mi perro y su hija ladraron por Skype


Millones de personas alrededor del mundo encuentran en Skype una herramienta de comunicación gratuita, multilingüe y disponible para Linux, Mac, Windows y teléfonos inteligentes como el iPhone o Android (smart phones).

Es muy sencillo que en una videollamada, se compartan palabras, gestos y risas. No es raro sentir que las distancias se acortan y las ganas de compartir crezcan. Fue por esas ganas que los perros se acercaron a la pantalla, impulsados por el ánimo de sus amos por compartir.
La labradora, de 9 años, escuchó el ladrido de su padre y buscó. El Padre, de 11, se acercó a la pantalla al escuchar el ladrido de su hija a miles de kilómetros de distancia. Y ladró. Padre e hija reconocieron los ladridos y los intercambiaron por algunos minutos. Los amos sabiendo que los perros se conocían muy bien y con la ilusión que puede provocar un espectáculo como ese, aseguran que los canes se miraron de reojo con comprensible desconfianza ante tales tecnologías.



Entradas relacionadas en el blog Paso-a-paso:


-Cómo hacer una video llamada gratis con Skype